miércoles, 22 de septiembre de 2010

LA PSICOLOGIA DE LA FILOSOFIA GRIEGA

//www.kural.in/Kural/pics/3324.jpg
Psyche en griego antiguo significa alma, pero para los antiguos griegos este concepto no era como el que hoy se entiende, para ellos era algo más amplio que denotaba a la parte del hombre que es incorpórea y abstracta, espiritual, como la conciencia y la mente. Fue precisamente de estas cosas que los filósofos griegos (post-naturalistas) se ocuparon, específicamente hablaron sobre la conciencia, la memoria, el aprendizaje y la inteligencia (Sócrates, Platón, Aristóteles los más destacados). Esta aproximación era absolutamente racional, alejada de la mitología y la religión, centrada en el hombre, la naturaleza y sus problemas. Aristóteles, por ejemplo, pensaba que toda cuanta idea pudiésemos tener en nuestras mentes no era más ni nada menos que una copia de nuestra experiencia sensorial, somos una tabula rasa, una hoja en blanco que va siendo rellenada a medida que vivimos y sensamos. Este pensamiento será nuevamente tomado por la psicología con el desarrollo del conductismo metodológico durante la primera parte del s. XX, de esto hablaremos posteriormente.
Reflejo cartesiano
Siglos más tarde muchos filosófos aun se preguntaban sobre la mente humana y su conducta, por ejemplo Renée Descartes, en oposición a Aristóteles y a Locke (quien en 1690 vuelve a aristóteles con su mirada empirista e introduce la idea de tabula rasa indicada más arriba) decía que los seres humanos nacían con conocimiento innato. También, este mismo filosófo del s. XVII pensaba que los nervios eran tubos huecos por donde viajaban espirítus animales que conducían los impulsos, tal y como una manguera conduce agua. Cuando una persona acercaba su dedo al fuego, pensaba, la sensación de calor era transmitida por estos espíritus animales hasta los centros mas elevados (cerebro). A la derecha una ilustración del reflejo cartesiano.
http://www.ineedmotivation.com/blog/wp-content/uploads/2008/03/einstein.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario